Go to Top

Ruta de los oficios, Larrión, mirador de Lazkua

Mirador de Lazkua en Larríon

RUTA DE LOS OFICIOS

Inicio ruta: Larrión-Venta Larrión

Recorrido:5,66kms

Tiempo estimado:2,15horas

Desnivel:321m

 

Aparcaremos en el párking de la venta de Larrión ya que, además de ser el punto de partida más adecuado para esta ruta, esa ubicación nos permitirá tomar un gratificante refrigerio a nuestra vuelta.

Ascenderemos por un camino de cemento que principia en la calle Arbiluin y que, al llegar al depósito de agua, se convierte en pista de tierra. Tras recorrer unos 200 m estaremos atentos a nuestra izquierda ya que dos círculos desforestados nos informan de la antigua presencia de carboneras en esa ubicación. El senderista avezado aún verá los restos de otras carboneras por este recorrido ampliamente humanizado.

Tras dejar atrás los vestigios laborales de los anónimos Tasios locales seguiremos ascendiendo por el Puerto de Eraul hasta coronar entre las peñas de Lazkua y Altikogaña. De ahí nos acercaremos al Balcón de Lazkua, lugar donde las mujeres de Larrión mandaban a la chiquillería para que cogiera arena, producto de la descomposición de la caliza del lugar, para dejar el utillaje de cocina, frotando con esparto, como los chorros del oro. Esto nos da idea de la temprana incorporación de las-os chiquillas-os a las tareas de la casa. Es más, a los doce años se producía la desescolarización y a partir de ese momento se incorporaban de pleno en el mundo laboral con tareas adecuadas a su edad.

Al volver del Balcón y tras volver a cruzar la alambrada que nos vuelve al terreno de Eraul, iniciaremos la subida por una marcada senda para crestear la Peña de Lazkua y gozar de las espectaculares vistas del valle de Allín y zonas aledañas.

Al dejar el cresterío e internarnos en el monte en un suave descenso, encontraremos a nuestra izquierda los restos de una explotación para extraer rocas y, suponemos, elaborar cal. Las formas de la cantera muestran oquedades y recovecos de gran belleza, por lo que tras detenernos para sacar las fotos de rigor bajaremos hasta una llanura sin árboles, donde tomaremos la senda que salga hacia nuestra derecha y que nos volverá al Puerto de Eraul para completar el bucle.

Hacia mitad del trayecto de esta última senda, veremos a nuestros pies los restos ruinosos de una pared que nos indica la presencia de una majada pastoril. Seguidamente, también a nuestra izquierda, aparecerán los restos de una cabaña de falsa cúpula (de aproximación de hiladas para ser exacto) relacionada con ese uso pastoril, en este caso del pastor. Los restos de estas majadas son habituales en la zona, incluso en la ladera de Alltikogaña y sería difícil averiguar si pertenecieron a propietarios de Eraul o pertenecieron al vecino monasterio de Irantzu que tuvo diversas prerrogativas por la zona.

Tras finalizar nuestro recorrido por lugares hollados por los artesanos de diversos oficios tradicionales iniciaremos el descenso, que podremos varias siguiendo una senda que sale a nuestra derecha, tras bajar unas decenas de metros, y nos introduce en el bosque para descender suavemente mientras observamos una flora de diversos helechos habituales en zonas umbrías y que nos muestran un microclima húmedo en este paraje.

Finalmente llegaremos al punto inicial y nos jugaremos la obligatoria ronda en la Venta a los chinos.

, , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies