Go to Top

Patrimonio inmaterial de Eulz, Navarra.26-Ritos funerarios (III)

Eulz Navarra.Ritos funerarios.Campana

26.- RITOS FUNERARIOS ( III)

La muerte de un vecino se anunciaba a toque de campana. Aunque no recuerdan que hubiera toque de agonía, sin duda que lo hubo al igual que en la comarca. Al tocar a muerto se diferenciaba el sexo de la persona fallecida: tres toques seguidos anunciaban que había muerto un hombre y se tocaban dos veces para anunciar que era mujer la persona fallecida. Para notificar al vecindario las numerosas defunciones infantiles se utilizaba el campanillo, que aún se conserva en el campanario, con un toque continuado.

Originariamente, a los funerales únicamente acudían los más allegados o “convidados”. A lo largo del S.XX, se fue generalizando la costumbre de acompañar, durante su funeral, a cualquier difunto del pueblo. Igualmente, la pertenencia a diferentes Cofradías suponía una solidaridad ante la muerte con la obligación de los cofrades de acudir al sepelio de los compañeros. En Eulz recuerdan, como propias del pueblo, las cofradías del santo Rosario y la del santo Cristo. También había vecinos que pertenecían a cofradías foranas ubicadas en basílicas de amplia devoción comarcal, tal que Codés o san Bartolomé de Abaigar. En el caso de esta segunda cofradía, recuerdan traer prestadas desde esa ermita, y a lomos de caballería, grandes hachas de cera para dar distinción, mientras ardían, a las exequias de algún vecino de Eulz, cofrade de san Bartolomé. Finalmente, señalar que había funerales de 1ª, de 2ª y de 3ª, dependiendo esta variación del número de oficiantes y de misas oficiadas.

Antes de ahondar en el aspecto ceremonial conviene mostrar la antigua distribución de la feligresía en el espacio de la iglesia de Eulz que coincide, en gran parte, con la actual. De cara al altar mayor, en el lado derecho o lado de la epístola se ubicaban las mujeres y en el lado opuesto o lado del evangelio lo hacían los hombres. En los bancos más próximos al altar se colocaban chicos y chicas, cada sexo en su zona. Los más pequeños se colocaban próximos al presbiterio y algo más retrasados, entre los pequeños y los adultos, lo hacían los adolescentes. Al coro solo subían los mozos y hombres cantores. Adosados a la pared del lado del evangelio y también en las dos capillas había unos antiguos escaños de roble que eran usados por la gente de más edad. Igualmente recuerdan, que en el escaño corrido del lado del evangelio, se colocaba la juventud que iba a recibir la confirmación de manos del obispo. En el lado de la epístola, entre la aguabenditera y la capilla había varios espacios destinados a los rituales de luto que se celebraban durante un año después de un fallecimiento. En este emplazamiento destinado a las honras fúnebres siempre era una mujer quien representaba a la casa familiar del difunto. En caso de no haber una mujer en la casa, lo hacía una familiar o allegada.

 

 

 

, ,

One Response to "Patrimonio inmaterial de Eulz, Navarra.26-Ritos funerarios (III)"

  • Mercedes Lopez
    enero 3, 2019 - 4:14 pm Responder

    Todo tenía un orden y una lógica, propia d aquellos tiempos.

    Igual tenemos q aprender de ellos.

    Muy bien contado por Pedro Argandoña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies