Go to Top

Patrimonio inmaterial de Eulz, Navarra.13-Jueves de Lardero

Patrimonio inmaterial de Eulz Navarra.Jueves el Lardero

13. JUEVES DE LARDERO.

El jueves anterior al miércoles de ceniza es conocido como Jueves de Lardero. En ese día sale la chavalería de Eulz pidiendo por las casas. Con las distintas viandas y algo que añaden, se hace posteriormente una merendola en la sociedad Belástegui. Durante la primera mitad del S.XX lo hacían separados en dos grupos: los chicos por un lado y las chicas por otro. Actualmente salen todos juntos y se busca una fecha próxima al jueves; así se intenta compaginar los numerosos quehaceres de los padres.

Se recorren todas las casas del pueblo recitando el siguiente estribillo: “Jueves de Lardero/Viernes en la Cruz/Sábado Pascua/resucita Jesús/ Ángeles somos/ del cielo bajamos/ alforjas traemos/turrones pedimos/ Si no nos dan, que no nos den/ las gallinitas lo pagarán”.

Muchas de estas estrofas que recitan los postulantes son comunes a distintos lugares y cuestaciones. Se propagan por diversas localidades y se adaptan a colectas de diversas fechas sin mayor problema. En Amillano, ya desde antiguo celebraban un Jueves de Lardero mixto y recitaban esta variante: “…ángeles somos/alforjas traemos/aguinaldos pedimos…”. En Zubielqui, al igual que en Eulz, también pedían turrones los críos, pero lo hacían el día 6 de diciembre, festividad de san Nicolás de Bari (Jimeno, 1987) Por el contrario, en varias localidades de Yerri, algún fragmento de la cantinela del Jueves de Lardero hace referencia a la colecta del 6 de diciembre: “… san Nicolás coronado/ obispo muy honrado…”.

La cuestación del Lardero estuvo extendida por Castilla, Rioja, Aragón y Navarra. En Tierra Estella tuvo una gran difusión, y actualmente son varios los pueblos de esta merindad que siguen celebrando esta colecta. En relación a las variantes de estas letrillas, no me resisto a poner alguna rima en la que los postulantes hacen relación a los borros del sexto capítulo: “ …Jueves de Lardero/ mataremos un carnero… “(Dicastillo), “…En casa (de) este caballero/ nos darán para un carnero… “ (Villamayor), “…Jueves de Lardero/mañanica no comeremos más carnero… “(Lezaun)

La palabra lardero proviene del latín y hace relación a tocino o grasa. Por lo tanto, esta voz hace relación a la comida que venía después de la colecta, ya que era una oportunidad de llenar la tripa de forma contundente, antes de entrar en la triste cuaresma. Lógicamente, al margen de lo solicitado por los peticionarios en las diversas estrofas, en las casas se entregaban principalmente, diversos productos de la matanza. Siguiendo una costumbre ancestral, hasta no hace mucho, la chavalería de Eulz, llevaba un par de asadores, en los que insertaban lo recolectado, aunque hacía tiempo que los fogones habían sido sustituidos por cocinillas económicas y de butano. Hasta no hace mucho, los postulantes de Eulz, sorteaban la casa en la que iban a merendar. La casa elegida sería la del chaval-a quien le tocara la hueva (as de oros) de la baraja.

Aunque en Eulz no hay constancia de ello, los ganaderos de los rebaños concejiles también tenían este día asignado por costumbre, para recorrer las casas de los vecinos recogiendo diversas viandas y hacer una buena merienda. Algo lógico ya que frecuentemente estos asalariados pertenecían a las familias con menos recursos de la localidad. Esta costumbre fue una práctica habitual en Tierra Estella.

En algunos pueblos de Guesálaz llaman Jueves de Lardero al día y a la cuestación infantil; sin embargo, cuando los ganaderos concejiles recorrían las casas solicitando algún alimento, paraban en cada puerta y decían con voz fuerte: ¡Andekunde! Así pues, es probable que este jueves anterior al miércoles de ceniza, recibiera originariamente el nombre de andrekunde (día de las mujeres) en este territorio. No en vano,  el sábado posterior a esta cuestación,  era el día de carnaval exclusivo para el disfrute de las mozas de Eulz.

BIBLIOGRAFÍA.

JIMENO JURÍO J.M.

1987 “Coplillas navarras de cuestación en castellano”, pág. 129-145. Anuario de Eusko-Folklore, nº 34.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies