Go to Top

Patrimonio inmaterial de Eulz, Navarra

Patrimonio inmaterial de Eulz, Navarra

Casa rural Navarra: Belástegui

Desde el punto de vista antropológico entendemos por cultura todo aquello que es correspondiente al hombre en su relación con el medio que le rodea, en sus interrelaciones y en su percepción del mundo creencial.

En una serie de capítulos, tocaremos algo de estos apartados. A veces con hipótesis, otras con el complemento del imaginario de los pueblos vecinos, incluso con algo de apoyo documental, pero siempre con la tradición oral de Eulz como hilo conductor.

Con una metodología flexible en el apartado temático y en los plazos de presentación, poco a poco iremos desarrollando una serie de temas breves que esperamos sean del agrado de los lectores que se acerquen a este rincón.

1-SIGNIFICADO DEL NOMBRE DE EULZ.

Aunque para los comarcanos el nombre del pueblo nos resulta habitual, alguna dificultad debe entrañar para los ajenos, ya que con frecuencia la localidad de Eulz es confundida con la vecina Eraul, aunque ambas se asemejen entre sí como un huevo y una castaña.

Su significado se explica como “lugar de moscas” o “colmena” (Belasko, 1996: p.193) apoyándose en que euli es mosca y eultze-tza significa colmena. Igualmente, aunque no parece que nos sirva para este caso, hay zonas euskaldunes en las que eultze también se usaba para denominar a la parva tendida en la era (Azkue, 1987: p. 445)

Así pues, resulta evidente que Eulz es un topónimo descriptivo y anterior a la fundación del pueblo. Eulz es el nombre elegido por los antiguos habitantes de Allin para nombrar e identificar un paraje que explotaban periódicamente y que en algún momento de saturación poblacional, fue elegido por alguna familia para segregarse de su aldea y establecerse de forma estable en ese espacio.

Respecto a su significado, casi con seguridad debemos obviar la interpretación de “colmena”, ya que en la época de creación del pueblo, no parece lógico que hubiera explotaciones intensivas de abejas en el territorio de Allín. Para esos momentos tempranos, parece más adecuado considerar la presencia de pequeñas instalaciones en lugares próximos a los núcleos de población, para así facilitar su adecuado seguimiento. Esta primitiva producción se complementaría con el aprovechamiento de los enjambres silvestres.

Si esta primera explicación no parece tener excesiva fuerza argumental, interpretar Eulz, como “lugar abundante en moscas” tampoco parece muy ajustado desde un punto de vista geobotánico. El pueblo se asienta en una antigua zona de robles, al inicio de la abrupta falda de Belástegi, poblada mayoritariamente de encinas. Alrededor del pueblo quedan varios robles de buen porte, relicto del primitivo paisaje y los vecinos de mayor edad recuerdan ejemplares desaparecidos, aún más corpulentos que los actuales. Por consiguiente, no parece un paraje para ser identificado por la excesiva presencia de moscas, ya que estas aparecen en el encinar de forma muy preferente.

El lugar donde se ubica Eulz tiene agua, es caranorte y por lo tanto adecuado para que sesteara el ganado, especialmente el lanío, el cual elige para asestarse los parajes con menor presencia de moscas. Así pues, a pesar de sus inconvenientes, consideramos más adecuado interpretar que Eulz no es más que la versión vasca de mosquera-o, palabra comarcal con la que se denomina los lugares dónde sestea el ganado mayor y lanío, en los meses más calurosos del año, el cual rehuye los sitios con mayor presencia de moscas. Esta palabra, y su sinónima asestadero, apenas dejan rastro en la toponimia ya que son parajes variables, adaptándose su ubicación a los movimientos del ganado en el aprovechamiento de las hierbas, principalmente en una época en que la presión humana era escasa.

En base a lo anteriormente expuesto, e independientemente de su significado, parece claro que Eulz es un topónimo de Allín descriptivo y anterior a la ocupación humana de su solar. Parece que hay razones para su explicación como uno de los lugares en los que se recogía el ganado durante lo más caluroso del día y de esta manera considerarlo como un topónimo de cultura, el cual nos manifiesta aspectos laborales de los antiguos habitantes de Allín relacionados con el primitivo aprovechamiento de las hierbas.

BIBLIOGRAFÍA.

Azkue de R.M.

1984 Diccionario vasco-español-francés. Bilbo.

Belasko M.

1996. Diccionario etimológico de los nombres de los pueblos, villas y ciudades de Navarra. Iruña.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies