Go to Top

Patrimonio inmaterial de Eulz, Navarra.30-Ritos de juventud (III)

Los Quintos.Ritos de juventud

30.- RITOS DE JUVENTUD (III)

Despedida de los quintos.- A diferencia de las celebraciones anteriores, la fiesta de los quintos se realizaba de forma conjunta por los mozos del valle que habían sido tallados ese año. Este agrupamiento festivo de jóvenes pertenecientes a una entidad administrativa supraconcejil, nos indica que se trata de una fiesta muy reciente. Aunque hay localidades en las que contemplan la fiesta de los quintos como si fuera un rito de paso, aquí tan solo adquirió algo de ese carácter en los años previos a su desaparición. Es decir, cuando los viejos ritos de paso a la mocería habían quedado desarticulados.

En nuestro territorio, los mozos conformaban un grupo social bien definido regido por sus propias normas tradicionales. Para acceder a este estamento, en Etxabarri los aspirantes rondaban por las casas pueblo la tarde de Nochebuena cantando la Gabona y pidiendo diversas viandas. En Eulz, y en otros pueblos del valle, lo hacían al cumplir los 16 años invitando a los demás mozos a una ronda en la taberna. Finalmente, como ya hemos dicho, ciertos atributos propios de los jóvenes fueron deteriorándose a lo largo del S.XX; incluso algunos aspectos del acceso a la mocería, fueron reemplazados por la fecha del servicio militar obligatorio, aunque se mantuvieron los 16 años la edad en que el joven podía representar a su casa en los auzalanes (orzalanas) o trabajos concejiles.

Hasta la Ley Paccionada de 1841 Navarra fue esquivando, en lo que pudo, las diferentes levas y tercios que imponía la monarquía española: deserción, emigración o rescate económico fueron las líneas dominantes durante el S. XIX e inicios del XX. Esto nos indica lo reciente del servicio militar obligatorio. Fueron varios los vecinos del valle que, a inicios del S.XX, pagaron a un suplente para ir de soldado a la guerra de Africa y también sabemos de otros vecinos que habían quedado exentos y cobraron por hacer esa sustitución.

A mediados del siglo XX, tallaba en Larrión Evaristo Segura. Cuando veía que los jóvenes no sabían colocarse con corrección en el artilugio para medir la altura(descalzos y bien erguidos) decía con guasa: Todos los años estoy repitiendo lo mismo y no termináis de aprender…

En esa época, los mozos llamados al servicio militar postulaban durante una semana por todos los pueblos del valle eligiendo para ello una fecha invernal, principalmente enero. Contrataban un acordeonista e iban recorriendo todos los pueblos. Habitualmente tenían en la céntrica venta de Larrión el lugar de comida e intendencia. También era habitual que se quedaran a comer en la casa de algún quinto, según la disposición de las madres. Recuerdan al ciego de Olejua como acordeonista frecuente en estas postulaciones, e igualmente recuerdan alguna de sus coplillas: “No regales a la novia/ cosas que valgan dinero/Que si después no te casas/ es dar pan a perro ajeno”. Mientras recorrían las casas pidiendo viandas y dinero, también cantaban otras coplillas relativas a la mili: “Mañana me voy soldado/ al Regimiento de Soria/ Mucho lo siento por mi madre/ más lo siento por mi novia o simplemente graciosas: Venga vino con un jarro/ y agua con una burrica/ El jarro que vaya y venga/ la burra que está quietica. Además, claro está, de las canciones de moda en el momento.

La industrialización y diáspora de los años 60 hizo que muchos de los jóvenes estuvieran trabajando en fábricas, lejos del valle, y que fuera imposible seguir realizando la fiesta de los quintos de la forma tradicional. Por lo tanto, a partir de esa fecha quedó reducida a una cena que se realizaba en algún restaurante de la comarca, hasta su total desaparición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies