Go to Top

Ruta al arco Portupekoleze, calzada Zalbide y ermita San Adrián; en sierra de Andía

Arco Portupekoluze,arco piedra sierra Andía

Una ruta de senderismo sencilla de 8 km por el parque natural de Urbasa-Andía en el que visitaremos el arco de Portupekoleze, la calzada Zalbide y la ermita de San Adrián.

El tiempo estimado para la ruta son 2 horas caminando y 45 minutos disfrutando del paisaje.

 

ermita San ADRIÁN en sierra Andía

Ermita San Adrián

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ruta de senderismo visitando el arco de Portupekoluze, calzada Zalbide y la ermita de San Adrián

 

Si estamos alojados en casa rural Belástegui cogeremos el coche bajaremos a Estella y aquí tomaremos la Na-120 para pasar por Abárzuza y llegar al túnel de Lizarraga. Aparcamos el coche en la venta del túnel y al oeste de ésta, sale una pista muy visible y que no tiene pérdida.Cogeremos esta pista y a cinco minutos andando veremos a nuestra derecha una cantera vallada.Cuando vemos que se termina la cantera, dejamos la pista y nos desviamos hacia la derecha ganando altura.A nuestra izquierda quedará una txabola de pastor y sobre ella nos encontraremos con el sobrecogedor arco natural de Portupekoleze.El lugar nos permitirá tomar unas fotos de una gran espectacularidad.Como por el fondo del barranco sigue la pista que cruza Urbasa, ladearemos a nuestro gusto hasta descender  a la pista anterior.Cerca del final del trayecto por el fondo el barranco de Ollide, veremos como nos llega por la izquierda la calzada de Zalbide.Bien merece hacer una pequeña incursión por su trazado para leer el totém indicador y para disfrutar de sus imponentes paredones del s.XIX.Volviendo a la pista, rápidamente veremos a nuestra derecha dos montículos de piedras, ligeramente distanciados, que nos invitan a desviarnos para acercarnos a la ermita de San Adrián.El segundo es el que muestra un letrero indicando la ermita, aunque ambos nos conducen de forma directa.Una vez en la ermita las vistas de la Sakana y Beriain nos inducirán a recomendar este recorrido a nuestros conocidos.

Anotaciones sobre Ollide y calzada de Zaldibe

Esta ruta es muy adecuada para hacerla en familia y por ello conviene hacer unas anotaciones. Apuntes de nuestra cultura para que vayamos al monte también con ánimo de saber, al contrario que los “orcos” que se limitan a patear la tierra.

Así pues, casi todo el trayecto de nuestra ruta transcurre por la vaguada denominada OLLIDE por los habitantes de Sakana y BARRANCO DEL PUERTO por los habitantes de los pueblos situados al sur.

El topónimo de OLLIDE se interpreta como “Camino de los de Ollo” y se relaciona con el trasiego de la sal desde el pueblo de Arteta. Esa explicación es muy aventurada, por lo que parece que su traducción más adecuada sería CAMINO DEL BARRANCO, ya que OLLO tiene el valor de barranco/cubeta/cuenca en toponimia. Algo que queda meridianamente claro en la situación geográfica del valle de Ollo o en el emplazamiento de Ollogoien y Ollobarren en el valle del Urederra.

En el tramo final, vemos como se incorpora por la izquierda la CALZADA DE ZALBIDE.

Calzada de Zalbide

Calzada Zalbide

Si nos desviamos un poco para seguir su trazado veremos los imponentes paredones levantados para salvar las dolinas habituales de esa zona. Aunque el tótem de turismo la define como CALZADA DE LA VENTA ZUMBELZ, ese nombre nace en un despacho. Este camino empedrado, tradicionalmente ha sido conocido como LA CALZADA, a secas, o también LA CALZADA DE ZALBIDE, nombre del amplio valle que podemos ver a nuestros pies y por donde discurre una parte importante del recorrido aun visible.

El mismo tótem turístico, dice que popularmente se ha atribuido su autoría a los romanos. Evidentemente eso no es cierto, el imaginario popular de la zona ha atribuido su autoría a LOS MOROS, misteriosos personajes mitológicos, a quienes se atribuyen muchas edificaciones antiguas o enigmáticas. Fue gente de ciudad, con cierta “cultura libresca”, quienes suplantaron esa primera autoría por la de los romanos, a pesar de que la tipología de la calzada es muestra clara de los siglos XVIII-XIX. Lógicamente, los naturales siguieron esa nueva interpretación.

Otra cosa diferente es que la sierra fuera ampliamente utilizada por tropas romanas para el forrajeo de caballos destinados a la antigua calzada romana que cruzaba la Sakana (Burdeos-Astorga) y por los SYMMAQUIARII, tropas auxiliares de caballería que controlaron este territorio durante los dos primeros siglos de nuestra era. Estas tropas dejaron mínimos vestigios materiales en la sierra y varias estelas en su entorno: Etxarri-Aranatz, Olazagutia, Iruñela o Ameskoa.

Pedro Argandoña Otxandorena.

Si necesitas más información sobre el arco de Potupekoleze

 

[Mensaje recortado]  Ver todo el mensaje

, , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies